En Bragado se promovió un amparo por la mala calidad del agua

Compartir

Lo hizo el Centro de Estudios Legales sobre Medio Ambiente

El CELMA - Centro de estudios legales sobre Medio Ambiente - promovió un acción amparo por la mala calidad de agua en Bragado. La acción encabezada por el abogado Fabricio Fernández Urricelqui,recayó en el Juzgado de Garantías del Joven N° 1, de Mercedes.
La acción judicial nace ante la falta de un control automatizado en la ciudad de BragadoProvincia de Bs As, sobre la calidad y potabilidad del agua para consumo humano por parte de ABSA y de la provincia de Buenos Aires y ante reiterados llamados de atención efectuadas por vecinos.
En el escrito de presentación los accionantes solicitaron se intime a ABSA y a la Municipalidad de Bragado para que en el plazo de 5 días, haga llegar a dicho juzgado todos losanálisis físico químicos que incluyan todas las sustancias enumeradas en el Art 982 del Código alimentario Argentino y en general, de cualquier sustancia que pueda generar riesgo a la salud humana, y estudios bacteriológicos, realizados por ABSA y el servicio de Bromatología de este Municipio sobre el agua de red existente en el partido de Bragado, especialmente de establecimientos educativos y sanitarios, durante los últimos 5 años.
El objeto del amparo judicial es que ABSA y la Provincia de Bs As
realicen las obras necesarias y conducentes para garantizar un
servicio de agua de red automatizado, inocuo, que garantice indemnidad
a la salud humana.

Con la presentación judicial se adjunto un dictamen del CONICET
(Consejo Nacional de Ciencia y Tecnologia) emitido en los expedientes
"Kersich Juan Gabriel c/ABSA s/ amparo" que refiere al reclamo de los
vecinos de la ciudad de 9 de Julio y en "Solari Marta c/ Municipalidad
de Alberti s/amparo" en relacion a la ciudad de Alberti y “Bentancourt
Maria Elisa c/ ABSA s/ amparo” respecto a la localidad de Chivilcoy
que tramitan por el mismo juzgado del amparo bragadense.

El dictamen del CONICET es concluyente, se trata de una opinión
calificada y determinante del organismo estatal científico por
excelencia de Argentina sobre los riesgos e implicancias a la salud
humana que importa el consumo de agua con niveles de Arsénico superior
al 0,01 mg/l, terminando así con una antigua discusión sobre los
niveles deseables de aquel metaloide en el agua para consumo humano.

El dictamen del CONICET textualmente señala: “que los niveles de
arsénico en las aguas de consumo humano no deberían exceder bajo
ningún concepto el limite establecido en el Código Alimentario
Argentino (2007) y las normativas internacionales (WHO) que se ha
fijado en 0,01 mg/l. Para el caso de mujeres embarazadas lactantes y
niños de hasta 3-4 años la provisión de agua segura, con niveles de
arsénico de hasta 0,01 mg/l debería ser obligatoria, ya que ha
demorado que el arsénico puede producir daños fetales que se expresan
en la niñez.”

Que el dictamen es un elemento importante para descalificar la
prorroga del plazo de adecuación dispuesta recientemente por el Estado
Nacional al modificar el Código Alimentario Argentino y establecer que
la adecuacion al valor 0,01 mg/l queda sujeta a un estudio
epidemiológico, permitiendo a ABSA y a la Provincia de Bs AS a
seguir dando agua por encima de los valores permitidos (0,01 mg/l)
contrariando a las opiniones académicas y calificadas en la materia.

Se destaca que recientemente el Ministerio de Salud de la Provincia de
Bs As dio a conocer que en la ciudad de 9 de julio se detectaron 14
casos de HACRE de 70 consultas efectuadas en un año de implementación
del plan de vigilancia del HACRE. Los valores de arsénico en el agua
de red en la ciudad de Bragado tienen una aproximación a los valores
que se verifican en la vecina ciudad de 9 de Julio.

Recordemos, tal como señalara cadena nueve, el HACRE es una enfermedad producida por exposición de la población a la ingestión prolongada (crónico) de agua que contenga sales de arsénico (hidro-arsenicismo). Progresivamente la enfermedad evoluciona
en cuatro periodos: hiperhidrosis palmo plantar con prurito y
descamación, conjuntivitis, vómitos o diarreas; hiperqueratosis palmo
plantar con lesiones dolorosas que impiden caminar y realizar tareas
manuales, melanodermia del tronco y parte superior de los miembros y
cancerización (cáncer de Hutchinson, epitelioma de Bowen).