El remisero fallecido fue velado y sepultado en pocas horas

Compartir

Tras completar un viaje tuvo un infarto en Garmendia Y Tomás Cosentino

Un hombre de 56 años, que trabaja como remisero falleció esta noche como consecuencia de un infarto masivo tras completar un viaje. El hecho ocurrió pasada  la hora 22.10 cuando Migue Angel Sabino, tras dejar a dos pasajeros en cercanias de las Avda Garmendia y Tomás Cosentino, al emprender el regreso al local comercial se sintió descompuesto de tal manera que paró el auto por Garmendia antes de llegar a Tomás Cosentino y falleció en el acto.

Rápidamente los bomberos y Policía trabajaron en el lugar. Los primeros  para sacar el cuerpo del vehículo. Los segundos para realizar las actuaciones correspondientes. El hombre fue llevado a la morgue ubicada en dependencias del Hospital Julio de Vedia.

Alguna informaciones no confirmadas dan cuenta que trabajaba en una remisería ubicada en Ciudad  Nueva denominada “Nuevo Remiss”. Anteriormente se desempeñó en la empresa que funciona en calle La Rioja entre H. Yrigoyen y Santa Fé. Sabino vivía en Yapeyú 608, de la Ciudad.

Pasada la hora 12, el cuerpo del remisero permanecía en la Morgue y aguardaba ser llevado a Bragado para la autopsia. Finalmente, un médico forense de esa ciudad viajó a 9 de Julio y cumplió con el estudio médico. Traslado al complejo de Salas Velatorios la familia dispuso que que entierro fuese a la hora 17.

Por averiguación causal de muerte interviene le UFI 6 de Mercedes a cargo del Dr. Guillermo Massaroni.