El Bloque Celeste y Blanco evoca la Gesta de Mayo

Compartir

Lo hicieron los Concejales Hugo Gailach y Raúl Barbato

Los Concejales del Bloque Celeste y Blanco recuerdan la gesta de Mayo a través de un documento dado a conocer con motivo del acontecimiento histórico.

Los Ediles Hugo Gailac y Raúl Barbato señalan que “Cuando nos viene a la mente el significado de gesta emancipadora de la independencia, automáticamente la relacionamos con los conceptos de patria, de nacimiento y de libertad. Hoy en día pareciera olvidado todo este sentimiento, y todo lo realizado no se toma en cuenta”. 
Añaden que “Seria reiterativo ahondar en los hechos acaecidos allá por mayo de 1810 donde distintas posturas y pensamientos se fundieron en la decisión de cortar de raíz un gobierno tan lejano a nuestros sentimientos”.
Al mismo tiempo señalan que “Cuando un pueblo toma la iniciativa de encarar un proyecto que implicará la transformación total de su idiosincrasia, dos ingredientes se hacen indispensables: Valor y Decisión. 
Valor para llevar a cabo una empresa que pone en riesgo la seguridad de un estilo de vida y decisión para actuar con firmeza en las situaciones extremas”. 
Para los criollos esa situación extrema se produjo en mayo de 1810, cuando llegaron a Bs. As. las noticias de un clima caótico en la Metrópoli: el rey legítimo Fernando VII había sido encarcelado por Napoleón y sustituido por el hermano de éste. 
Criollos y españoles se unieron entonces para formar un gobierno de emergencia frente al francés usurpador. Pero los criollos ya tenían en sus corazones el germen del espíritu independiente y democrático que alcanzaría su punto culminante en el Cabildo abierto del 22 de mayo. 
Es a partir de ese momento que el país se plantea dejar de ser colonia para formar una verdadera Nación bajo la guía de ilustres figuras con grandes cualidades: el valor y las condiciones militares de Saavedra; la pasión democrática de Moreno; la decisión de Juan José Paso; la valentía y la inteligencia de Manuel Belgrano; la erudición de Castelli, la consagración total de Alberti, la vocación republicana de Azcuénaga y la generosidad de Matheu y Larrea. 
“Sin embargo, no debemos caer en la falsa ilusión de un 25 de mayo con paraguas y cintas celestes y blancas. La revolución no fue tan pacífica como aparentó y muchas veces se impuso con violencia ante sus opositores. Como toda ruptura, ella trajo aparejada temores, desgarros y dolor”. 
A ello, Gailach y Barbato agregan que “Como cada año, desde 1813 (fecha en que la Asamblea instituye el 25 de mayo como fiesta patria) festejamos un cumpleaños en el que todos imprimimos en esos ideales de 1810 nuestros nuevos ideales de 2012”. 
“Es indudable que para asumir el rol patagónico que nos corresponde en la historia actual de nuestro país, todos, sin excepción, necesitamos el valor de Saavedra, la cultura de Moreno, la decisión de Paso, la inspiración de Belgrano, el entusiasmo de Castelli, la caridad de Alberti, la vocación de Azcuénaga y el desprendimiento de Matheu y Larrea”. 
Finalmente los Concejales expresan un deseo diciendo  “Y que este día no sea solo un recuerdo o un feriado más. Deberíamos también revalorizar el esfuerzo de los hombres de la gesta de Mayo, para poder forjar un país desde el lugar que ocupamos individualmente en esta sociedad, y aunar nuestros esfuerzos, para que nuestra patria sea de una vez y para siempre mas justa y soberana”.

“Es nuestro deber, entonces, recoger la herencia de estos grandes patriotas”.