Los Concejales K denuncian ser “castigados”por el Intendente Battistella

Compartir

Lo hicieron en un documento conocido esta tarde

Los Concejales del FpV K en un comunicado denominado “El Autoritarismo Radical y sus Nuevos Socios”  denuncian ser “castigados por el Intendente Walter Battistella.

En el mensaje señalan que “Por denunciar irregularidades de la actual gestión radical, los concejales del FPV K fueron castigados por el intendente, quien los  hizo expulsar del local donde realizaban su trabajo desde el año 2006. “Vamos a seguir contándole a la gente los desmanejos que llevan a cabo los radicales en este gobierno y si nos tenemos que reunir en un garaje o en la vereda de los vecinos, vamos  a seguir trabajando igual” expresaron los ediles del FPV K.

Los representantes del pueblo Guillermo Rodriguez, Noelia Gatti, Alberto Capriroli y María Elena Defunchi señalan que en “una sesión del Honorable Concejo Deliberante poco común , el radicalismo mostró una vez más, manejos que remiten a actos totalitarios mostrando nuevamente estrategias cuestionadas en estas épocas democráticas; siguiendo el mismo estilo que usan para domesticar a empleados críticos o que simpatizan con otros partidos políticos, “imponiendo el miedo”, desarrollaron una actitud similar hacia los jóvenes concejales del Frente parala Victoria “K”, sin ningún tipo de pudor y con la clara intención de amordazarlos, silenciarlos, castigarlos, para que cambien de actitud”.

 Cabe destacar que los concejales del FPV K, arrancaron su gestión denunciando irregularidades, malos tratos, discriminaciones, corrupción que hicieron pública a través de una nota titulada “La Fiestade Battistella” que fue publicada en diversos medios locales y provinciales. Esos mismos actos de corrupción denunciados fueron los que alejaron ala Secretariade Gobierno, Marianela López, quien renunció a comienzos de este año por estar en total desacuerdo con esas maniobras turbias.

Desde esa oportunidad el gobierno del “alcalde” Battistella y sus concejales desplegaron una estrategia plagada de agravios y descalificaciones para con los concejales Kirchneristas, situación  jamás vivida en el marco institucional del Honorable Concejo Deliberante;  que dio como resultado en la última sesión del viernes pasado la medida de echarlos del local donde funcionaba el bloque del espacio político desde el año 2006.

Esta maniobra autoritaria y viciada de nulidad fue apoyada por dos concejales peronistas, que con su accionar, resultan funcionales a los intereses radicales. Para entender esta situación, solo basta con revisar la actitud de los concejales, Cerdeira y Giuliodoro: quienes desde su asunción no han  hecho otra cosa que “atacar” a los jóvenes concejales Kirchneristas desde cada uno de medios de comunicación, afines al  gobierno radical, para denostar, descalificar, degradar a los rebeldes concejales que no se callan nada, y siguen denunciando actos de corrupción y de irregularidades administrativas. Lo llamativo de este dúo de concejales es que nunca denunciaron ni cuestionaron la administración Batisttela…

Los concejales del FpV Kirchneristas se retiraron de la sesión, igual que los concejales  Pro, y declararon que: “no lograran callarnos ni seremos comprados como los demás; asumimos para defender al pueblo que nos votó y seguiremos trabajando al lado de los que menos oportunidades tienen, junto a los mas postergados, junto a las engañados y defraudados por este gobierno que no para de mostrar su inoperancia”, también agregaron, “si no nos dejan ese local trabajaremos desde el garaje de nuestras casas o desde las casas de nuestros vecinos, no queremos un local con barreras arquitectónicas como son las altas escaleras antifuncionales que limita a aquellos vecinos que asisten a hablar con nosotros como los que se manejan en sillas de ruedas, con bastones, muletas, ancianos etc.; ellos nos quieren aislar”

Varios de los concejales K, asombrados manifestaron: “nunca nos hubiésemos imaginado que el concejo Deliberante funcione como un circo, donde el presidente es el que maneja al resto como si fueran marionetas; estamos con mucha bronca porque los concejales cobramos un buen sueldo,  para dedicarnos a trabajar en cosas serias en beneficio de los nuevejulienses y no para perder el tiempo en temas menores, como este, con todo los problemas que tienen 9 de Julio; así seguiremos siendo una ciudad de escasas oportunidades.”