Con disturbios en el final French goleó 3 a 0 a Los Millonarios

Compartir

Juegaron en el Estadio Ramón N. Poratti el primer partido para definir quien sigue en el Torneo Argentino

Con 2 goles de Esteban Martín, el primero de penal a los 19′ del P.T. y uno de Troyano, French  le ganó a Atlético 9 de Julio 3 a 0.

Con violencia, disturbios y la intervención de la policía terminó el encuentro. La hinchada de Atlético se “enojó” con el arbitro Jesús Rafael tirando objetos desde la tribuna, pero los primeros en reaccionar contra el encargado de impartir justicia, fueron los suplentes  -uno de ellos ingresó al campo de juego y agredió al Arbitro.   A todo esto ya se habian visto  6 tarjetas rojas. Cuatro de los expulsados fueron  del equipo local incluido Jorge Porta, quien los dirige, y 2 para French.

En tanto, el equipo técnico y colaboradores de la institución “Millonaria” también golpearon e insultaron a varios deportistas de French cuando ingresaban en el vestuario. Los Albinegros debieron protegerse cerrando y trabando la puerta de donde se cambian y duchan, mientras desde el exterior era golpeada y pateada. “La 14” de Atlético más que hinchas se comportaron como vándalos, Arrojaron vidrios, palos y piedras tras haber ingresado al campo de juego.

La Policía se reunió en el círculo central para proteger a Rafael y sus colaboradores.

Jugaron en el Estadio Ramón N. Popratti el primer partido para definir la continuidad en el Torneo del Interior. A los 19′ French se había puesto en ventaja con gol de penal de Esteban Martín. Más tarde aumentó nuevamente Esteban Martín y Troyano puso el 3 a 0 definitivo.

El final fue..tristemente antideportivo, ya que es parte del espectáculo los errores del árbitro, un tiro en el palo, la reacción de un “calentón” que luego pide disculpas y demás… Es la regla con la que se debe ingresar a una cancha. Saber que hay falencias… las cuales no justifican la violencia…. ya que nada está inventado intempestivamente. Todo se conoce. Se sabe que el fútbol es así. Se gana, pierde, empata y muchas veces el arbitro se equivoca. Es de esperar ahora que con la hermanda institucional que caracteriza a ambos clubes, Atlético pida disculpas y tome las medidas que considere necesaria con los que mal reaccionaron.