En Chacabuco mientras convivía con el cadavér de su madre un hombre apareció muerto

Compartir

Las causas de ambos decesos fueron naturales

La Policía de Chacabuco encontró el cuerpo de un hombre que hacía unas dos semanas que había fallecido y descubrió que no estaba solo en la vivienda. Había convivido con el cadáver de su madre, muerta hacía 5 meses conforme a las primeras estimaciones.  El hecho ocurrió en Belgrano 170, entre La Rioja y Santiago del Estero de esa ciudad. Se trata de Horacio  Cieri, de 52 años, un hombre que no salía de su casa, salvo a barrer la vereda y a realizar pocas compras. Todos los vecinos estaban convencidos que era por cuidar a su madre enferma, María Rossi de 92 años, postrada desde hacía unos 18 meses, aproximadamente. Ninguno de los cuerpos tenía signos de violencia.

La policía debió ingresar al lugar con ayuda de los bomberos luego de que los vecinos denunciaran que emanaba de la casa mucho olor a putrefacto.

Ya en  el interior de la vivienda,  encontraron todo ordenado y los cuerpos de cada uno sobre sus camas en sus habitaciones.

Las puertas estaban cerradas con llave y bajo la cama de Cieri encontraron  8000 pesos, aparentemente de los ahorros de alquiler que le  cobraba a un inquilino que vivía en la casa de al lado.

Nadie se explica y llamó mucho la atención, es como el hombre,  pudo vivir toda esta época con un cadáver en su casa, habiendo pasando un verano con tal altas temperaturas.

El cuerpo de Horacio Cieri fue trasladado a la morgue a Junín para su autopsia, en tanto el de la Sra. María Rossi, casi momificado, al  Hospital de Chacabuco.