Obispos bonaerenses describieron a la Gobernadora la realidad social que ven en cada diócesis

Compartir

Del encuentro participó Carolina Stanley, ministra de Desarrollo Social y Salud de la Nación y entre los prelados estuvo Monseñor Ariel Torrado Mosconi

4453
La gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal y la ministra de Desarrollo Social y Salud de la Nación, Carolina Stanley, recibieron hoy a 14 obispos bonaerenses para dialogar acerca de la actual situación social.
El encuentro se realizó en la Casa de la Provincia de Buenos Aires de la Capital Federal, con la participación del ministro de Desarrollo Social provincial, Santiago López Medrano; el director general de Cultura y Educación de la Provincia, Gabriel Sánchez Zinny; y los prelados: Mons. Oscar Ojea, obispo de San Isidro; Mons. Fray Carlos Aspiroz, arzobispo de Bahía Blanca; Mons. Víctor Manuel Fernández, arzobispo de La Plata y sus obispos auxiliares, Mons. Nicolás Baisi y Mons. Alberto Bochatey; Mons. Fernando Maletti y Oscar Miñarro, obispo y auxiliar de Merlo-Moreno, respectivamente; Rubén Frassia, obispo de Avellaneda-Lanús; Mons. Hugo Salaberry, obispo de Azul; Mons. Jorge Vázquez, obispo de Morón; Mons. Eduardo García, obispo de San Justo; Mons. Gabriel Barba, obispo de Gregorio de Laferrere; Mons. Ariel Torrado Mosconi, obispo de Nueve de Julio; y Mons. Han Lim Moon, obispo auxiliar de San Martín.

Todos coincidieron en la necesidad de extremar los recursos para la asistencia alimentaria, en particular en las zonas más carenciadas.

En el intercambio con los prelados bonaerenses, Vidal se comprometió también a sostener la continuidad de las obras que están en ejecución y los programas de préstamos del Banco Provincia para Pymes.

En tanto, los obispos manifestaron su preocupación por la situación socio-económica de la provincia y del país, la baja del salario real y los despidos de trabajadores de distintos ámbitos, expresando su compromiso de acompañar a quienes sufren estas situaciones.

Asimismo mostraron su predisposición a continuar trabajando, a través de las Cáritas diocesanas, enfocándose en la labor que se desarrolla diariamente con quienes viven en contextos de pobreza.

A esto, monseñor Fernando Maletti recordó que en 2016 intendentes de todas las fuerzas firmaron el Pacto de San Antonio de Padua, en el que se comprometieron con 10 puntos de acuerdo básico. Entre ellos estaba el “derecho a la vida”, lo cual hay que fortalecer.

Los obispos agradecieron a la gobernadora la invitación que se enmarca en un diálogo que respeta, tanto la autonomía de la Iglesia como la del Estado, y favorece la cooperación.

‘La gobernadora ha pedido a los Obispos de la provincia para pedir colaboración para la contención social’. Al mismo tiempo les ha señalado ‘que ha dado prioridad a la emergencia alimentaria’, explicó a CN, el obispo de Nueve de Julio, Ariel Torrado Mosconi.
vidal-obispos