Cuando los cambios, superan la realidad

Compartí esta noticia!

twitter_avatar_2_400x400

Sra. Directora
Griselda Aón
Cadena Nueve

De mi consideración:

Me dirijo a ese medio a los fines de hacer conocer algunas consideraciones como médico que conoce las necesidades del sistema de salud pública.

No podemos mas silenciar las realidades Sanitarias.

Se podrán levantar cimientos de obras, pero jamás los verdaderos cimientos de la Salud Pública, que son la valoración de los recursos humanos y la humanización de la Medicina.

Mientras sigamos ignorando que el cambio que a sufrido la Salud Pública y todo su entorno a sido tan rotundo que muchos de los actores aún no lo entienden, vamos a seguir fracasando en las políticas Sanitarias.

Hablar de Salud Pública, no es hablar del Estado referido, si no es hablar de la equidad en la población en su cobertura, es aquella que debe llegar a la Comunidad con equidad y calidad, donde TODOS sus actores confluyen.

Es arcaico, referirse a la Salud Pública como ”  la gratuita” y la Salud Privada ” la paga”.

Jamás tendremos Equidad y Calidad Sanitaria en una Comunidad sino cambiamos el concepto de que la Salud Pública actual debe conformarse con todos sus actores.

Hoy ya la figura del individualismo en la conducción Sanitaria  y Universitaria es deficitaria, con un desgaste que termina por despedir rápidamente del sistema a ese ser humano. No podemos permitirnos que solo se piense en cubrir una guardia o en ver cómo se pintan pasillos o se inauguran obras que nada tienen que ver con la Epidemiología Regional, y la demografía, ser meros actores del Sistema nos convierte en cómplices., por acción o por omisión.

Debemos TODOS comprender, y entender que nuestra formación de verticalidad ya  no influye en la Salud, al contrario la opaca más.

Recomponer la valoración de los recursos humanos de los Sistemas de Salud, ampliar la humanización desde la formación universitaria, con el puntapié de igualdad del sujeto como derecho, abriendo las puertas a la comunidad, es el puntapié inicial para comenzar a soñar en otra Salud Pública, y para ello debemos enfocarnos en una Salud Integradora Comunitaria, donde TODOS actores la conformen.

La recomposición salarial y la capacitación continua, con formación comunitaria Universitaria, deberá ser uno de sus ejes emergentes inmediatos, dando lugar a la importación en la estimulación del recurso humano.

No existe Salud Pública si no hay Equidad Comunitaria.

El marketing como decimos siempre, es el camino más rápido para empobrecer y denigrar la Salud.

El camino, como  pregonamos desde hace más de 20 años, es la Salud Pública Integrada y Comunitaria en las Ciudades menores a 70.000 habitantes con la referencia demografía de cada una de ellas.

Ampliando los conceptos de Programas de Salud que han fracasado, debemos incorporar la teoría «retrógrada», donde mirar la idiosincrasia del Distrito sea el eje del verdadero Programa de Salud.

Atte.

 

                   Dr. José María Giuliodoro

                     MP111283